Bexident Aftas Bucales

Las aftas bucales, también conocidas como llagas, son muy molestas y dolorosas. Suelen aparecer en la lengua, mejillas, paladar o en la parte interna del labio. Cuando aparecen, causan muchas molestias, en especial al comer y al hablar. Aunque las causas de las aftas son diversas, normalmente se suelen formar por traumatismos como, por ejemplo, cuando nos mordemos el interior de las mejillas, por el roce del aparato de dientes, por dientes rasposos… También pueden aparecen por el estrés, por una bajada de las defensas, por una mala alimentación, durante el periodo menstrual o por irritantes locales, entre otros.

Las llagas bucales son un trastorno muy común. De hecho, casi todas las personas hemos tenido o tendremos en algún momento puntual un afta bucal. Cuando aparece, tratamos de buscar el mejor tratamiento para que las elimine rápidamente recuperando así el bienestar y confort. En Parafarmacia La Plazuela contamos con los mejores tratamientos para las aftas bucales. Estos productos tienen por objetivo reducir las molestias y acelerar su curación. Forman una barrera protectora sobre la llaga, lo que contribuirá a reducir el dolor a la hora de hablar o de comer.

Los productos tópicos más eficaces son aquellos que están elaborados a base de ácido hialurónico. De entre todas las opciones, destacar Bexident Aftas de Isdin. Proporcionan un alivio rápido y duradero desde la primera aplicación. 

Bexident Aftas

Bexident AftasIsdin tiene en el mercado la línea Bexident Aftas para tratar las úlceras bucales. Dentro de la línea, podrás encontrar tres soluciones en función del tipo de llaga que tengas. Por tanto, nos ofrece una solución eficaz y rápida adaptada a nuestro problema.

Spray. Una opción es el formato spray, perfecto para las aftas de difícil acceso. Solo tendrás que dirigir el aplicador a la zona donde tengas la llaga y pulsar tres veces. Podrás usarlo entre dos y tres veces al día para cubrir totalmente la llaga bucal.

Colutorio. Si tienes llagas por diferentes zonas de la boca, el mejor tratamiento será con colutorio. Así llegarás a todas las aftas. Se debe usar 10 ml. Deberás enjuagar la boca durante al menos un minuto. De esta forma, todas las llagas entrarán en contacto con el producto. Podrás utilizarlo entre tres y cuatro veces al día.

Gel. Para aftas localizadas, opta por el formato gel. El aplicador permitirá una aplicación precisa sobre la llaga. Aplícalo directamente sobre la lesión usando la cánula. Podrás realizar entre tres y cuatro aplicaciones.